Retorno

He vuelto desgarrado y bien herido
a estas llovizna de vagares sobre asfalto
donde cohabitan fiestas y quebrantos
a cada paso por andenes y humos infinitos.

CopilcoNoche

He vuelto a habitar una casa que no es mía
mas la vivo cual refugio desde siempre
donde los recuerdos me ganan la partida
y miedos y pesares son impertinentes.

He vuelto a territorio de goliardos
que asemejan a cuatlicues y cuahtemoc
a punto de extinción me los encuentro
tras mantos de rutina, desde el espejo.

He vuelto a mis sabores de la infancia
en que milpa y frutas sanan las ofensas.
He vuelto a los abrazos de cantina
en que anidad estocadas por costillas.

He vuelto a este blues solitario, taciturno
cual manto que acaricia las tardes desoladas
a la fuga de añoranzas y aromas indecentes
balanceos a un paso de precipicios sugerentes.

He vuelto a un nuevo tiempo malo, crecientes hemorragias.
A este revolotear nocturno, intrascendente,
entre piedras laberínticas en tierras de coyotes
que extirpan cualquier mirar incandescente.

hijodelcuervo.jpg

He vuelto siendo otro, el mismo siempre,
a una, mi ciudad distinta a cada instante.
Apenas un “no es nada”, disipan las distancias,
tan solo un breve lapso de océano intermitente.

He vuelto con medio siglo a cuestas, como alas
de pleno alumbramiento entre dilemas
cargando mis letras de resguardo
al asilo de mi andar y sus quimeras.

Copilco, CDMX, noviembre 2017

Anuncios

Acerca de hispamex

errado errante
Esta entrada fue publicada en poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s