Sutiles sexismo urbanos

Toda ciudad cuenta memorias colectivas.

Al relatarnos, en mobiliarios y monumentos públicos un pasado reciente compartido, nos permite acercarnos a “la estructura espiritual” de la comunidad que la habita, diría Jodorowky.

Con sus ornamentaciones de los espacios de tránsito y convivencia, todo espacio urbano es capaz de desvelarnos una particular y nada neutral puesta al día de los significados impuestos como válidos y legítimos en esa comunidad. Las orientaciones y configuraciones que nos proporcionan, pueden leerse como ejercicios de poder, como materializaciones de la hegemonía en tanto celebración y legitimación permanente del Régimen de Verdad y sus microfísicas con las que se reproduce, diría Foucault.

Con éstos presupuestos de la antropología urbana y procesual en mente, y luciendo las gafas violetas que me han enseñado a usar las Causas Feministas, salgo a pasear por la ciudad del noroeste ibérico en la que habito y me detengo, no tanto en personajes, fechas, motivos singulares que la distinguen; como ante las huellas y las pisadas patriarcales que, cual personajes urbanos y modernos al habitarla, nos habitan.

No me detengo demasiado ante la publicidad sexista y sus lenguajes y usos corporales,PubliClubHaway

PubliAudiSexta

EsteoreotiposFotodepila

EstreotiposBarber

agrupamientos y modelos Barbie unisex que saturan permanentemente medios y espacios comerciales.

Al cruzar las calles rumbo al centro, recuerdo el debate que se diera hace algunos años en España (en uno de los mejores momentos para las causas feministas en términos de iniciativas y políticas públicas, y que ahora pareciera tan lejos), sobre la señalización androcéntrica de nuestras ciudades, dando pie a propuestas a favor de una señalización urbana igualitaria.

SutilSexismoUrbano

SenalPasoRojoY ello a pesar de que a esas horas, casi a media mañana, suelen ser ellas las principales usuarias de estos espacios.

Casualmente esa misma noche, en la red, me doy de bruces con algunas propuestas “alternativas” que me recuerdan las notas de Ethicmaps acerca de lo real que hay en lo ficticio.

SemaforoTierraMedia

En la medida en que me acerco al casco viejo, se empiezan hacer más frecuentes las plasmaciones del ordenamiento patriarcal, sus valoraciones y jerarquizaciones.

FachadaEscudo

Lo que más abundan son los escudos,

Escudo00Escudo03

heráldicas que nos remiten a los linajes patrilineales (de hecho nuestros apellidos suelen componerse por esa misma línea, en tanto incluyen el del padre y el del padre de la madre);

Escudo01HeraldicaCiudad

al mismo tiempo que a la legitimación del uso de la violencia como herencia medieval y moderna que asume como protagonista ideal al caballero – guerrero.

De repente, unos pasos más adelante, la fachada de un edificio oficial me confronta con una suerte de sintética parábola de los legados patriarcales que confluyen para dar principio de legitimidad al estado moderno. 

EdoNacion

En su centro,  arriba y dentro de un nicho, la figura de un jerarca religioso. A sus costados, en perfecta armonía neoclásica que resalta sus falsos pilares, dos heráldicas distintas pero en posición simétrica dentro del conjunto, que nos remontan, además, a los pactos patriarcales con los que se forjó, históricamente, la unidad territorial de los estados nacionales presentes, en este caso, como bandera que en su contextualización arquitectónica da visos de continuidad evolutiva respecto a los muy viriles estandartes de guerras, combates y violentos torneos medievales.

BancoModerno

Unos pasos más adelante, y en otros emblemático edificio público, las imágenes religiosas en su dimensión más explícita se han substituido, como soporte y marco del escudo, literalmente, “nacional”, por dos figuras de leones macho naturalizando, con este imaginario, la idea de fuerza viril en tanto amalgama social.

Si bien en estas composiciones no aparece figura femenina alguna, adentrándome hacia la plaza mayor la fachada de una Iglesia en honor de una Santa, nos permite reconocer el lugar de la mujer en esta historia. Arriba, los símbolos de los poderes maculinos, enormes y barrocas heraldicas engalanadas con motivos vegetales; en el centro, pero abajo, cercada y portando reminiscencias fálicas, la figura femenina.

JerarquiaFachada

Obras religiosas y civiles, con el uso de las presencias masculinas y femeninas que realizan, nos remiten una y otra vez a una jerarquía de ordenación de supremacía masculina con ellos arriba, y ellas abajo.

JerarquiaFuente

Coherente, por otro lado, con el reconocimiento de “actividades” y roles a desempeñar en el espacio público que se les asigna a unos y otras. Suelen ser hombre los “padres” que guían y ordenan.

PadreSanRosendo

Son ellos quienes se informan, compiten por ocio y negocio, se entretienen mediante su acceso a bienes modernos.

CarobouxoInforma

Rally

En caso de explícitos homenajes a la memoria colectiva, se echa mano de figuras celestes y volátiles, juveniles, casi andróginas,

Muso

AlOsCaidosya sea que el motivo sea conmemorar una causa nacional, o  una “xeración da posguerra (…) como héroes y antohéroes que iluminaron con aqueles cromos e comics turbadores a nosa imaxinación fantástica.

placa

Son ellas, en contraste, y sus cuerpos quienes abrigan, cuidan incluso se disponen abiertas a la vida desde abajo,

Madre_Fut


son ellas quienes sirven desempeñando oficios tradicionales,

Castañeiralechera
quienes incluso en sus representaciones más propiamente modernas, se les limita a portar una hoja de papel (seguro un verso; no una obra en forma de libro, no una cruz, no una prensa, mucho menos un vehículo de carreras) como signo de distinción, rasgo que condensa y en el que se plasman los motivos de conmemoración del personaje, y con ella del colectivo.

Producto moderno por excelencia, los entornos urbanos desvelan imaginarios y jerarquizaciones históricas, de longue durée como se diría en la escuela de los Annales, profundamente arraigadas en valoraciones y atribuciones que realizan sus residentes cotidianos.

Las memorias literalmente petrificadas a las que se nos exponen por el hecho de habitar, de transitar los espacios urbanos, forman parte de toda una serie diversa, plural y heterogénea de prácticas de la vida cotidiana en cuyos entrelazamientos se anudan los ejercicios del poder.

Las sagas de ficción, la prensa (como lo denuncia mi compa Carlos desde su Ínsula Negra), los medios audiovisuales junto con las ciudades modernas, de las que aquí solo hemos  andado por una de ellas, pueden considerarse emblemas y centros neurálgicos en la emergencia y actualización cotidiana de los estados nacionales y su ordenamiento del mundo. Con las gafas violetas puestas, podemos desvelarlas como producto y reflejo de una sociedad patriarcal donde las mujeres aparecen como un mero complemento subordinado.

Estos, entre otros dispositivos y entornos de socialización, se erigen como nodos recreativos y vigilantes de la red imaginaria del poder patriarcal que diría Roger Barta. Estructuras míticas y simbólicas que generan constantemente mitos de normalidad y marginalidad alrededor de espacios y personajes cuyo poder simbólico e imaginario es bastante mayor, aun sin desdeñar ésta última, que su fuerza efectiva.

La posibilidad de cuestionar eficazmente a ésta última, pasa necesariamente por reconocer, sumarse e impulsar poderes simbólicos e imaginarios alternativos. En 12 Causas Feministas, y sus denuncias a lo largo de este primer mes del año 2012 acerca de la violencia simbólica, bien que lo saben.

Anuncios

Acerca de hispamex

errado errante
Esta entrada fue publicada en Causa, ensayo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sutiles sexismo urbanos

  1. Lurpia dijo:

    boísimo!!!! noraboa e un bico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s