Despertares

Al verse al espejo se dio cuenta de que ya no era.

¿Cómo seguir siendo después de encontrarse en aquel otro cuerpo?

¿Cómo conservar la mirada ahora que pliegues y sombras, descubiertas la noche anterior se habían apoderado de sus ojos?

¿Cómo aceptar como propio ese rostro refigurado por aromas y suspiros que, horas antes, le acosaron y sitiaron hasta transformarle?

Observando su cuerpo se percató que también le había sido arrebatado. Dermis, palmas, labios habían recreado sus límites una y otra vez hasta disolverlos en el éxtasis último, definitivo.

Se acercó a la ventana y la abrió buscando llenar su torso con la frescura de los primeros rayos solares.

Alcanzó a suspirar observando la silueta que aún yacía en el lecho, antes de empezar a elevarse poco a poco, salir por la ventana e irse confundiendo entre los rojos y violetas de ése, su primer amanecer

Anuncios

Acerca de hispamex

errado errante
Esta entrada fue publicada en relatos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s